SEDUCCIÓN MORTAL

 

No sé si al final será la muerte que me sorprende a mí o seré yo que la sorprenda ella.
Nadie, absolutamente nadie, puede comprar la cita para con ella.
Solo algunos en el último momento, cuando ya la tienen enfrente, son capaces de verla.
Después de todo, para encontrarse con ella, solo existe un requisito indispensable, que no es otro que estar vivo.
Para ello no solo es necesario tener razones para seguir en ello, es por eso que todavía continúa aquí porque razones no le quedan… para continuar con su seducción incombustible.

 

Un guiño al cielo por todos los que se fueron… y por los que se siguen resistiendo.

Anuncios
Publicado en DIARIO DE LA MAGA, ENSAYO DE A PIE, ENTRETENIMIENTO, SENSACIONES | Etiquetado , , | Deja un comentario