PRISA

No era sesenta sino setenta.  La prisa por vivir se acabó convirtiendo en costumbre y al final presidía todos los actos de la vida, esa vida que uno empieza a vivir de manera apresurada y que cuando llega el día en que se toma conciencia de ella y de su fragilidad, desea ralentizarla, estirarla, alargarla, pero para ese entonces ya es tarde y es cuando uno se da cuenta de que no abraza, o dice, no hace, no besa, todo lo que desea, uno descubre que para con ese caso ya es tarde y para el propio, seguimos, obstinados, sin darnos cuenta que ya no se recupera, que ya pasó, como las noticias de ayer, como aquello que se sintió, que aunque uno lo recuerde y crea sentirlo, se quedó allí dentro, y por ello nos engaña, pareciendo por ello cerca, aunque en realidad, de manera cruda y certera, es que está infinitamente lejos.

Anuncios

Acerca de Mechas Poval

Lamari Poval, Escritora salouense nacida en Barcelona. Multifacética en aficiones y destrezas, bloguera desde el año 2006. Aunque el oficio con el cual uno llena su despensa no sea el de escribir, si uno se levanta por la mañana pensando en escribir y es feliz cuando escribe, es escritor. Actualmente expone sus creaciones en "El racó de Mechas", de Mechas Poval y "Con un par" de Lamari Pujol. Publicaciones: UN RELATO PARA OSCAR, 2012, ed. Puntorojo MI HERMANO KEVIN,2013,ed.Vivelibro CUANDO LA MARACA SUENA,2014,ed,Amazon kindle
Esta entrada fue publicada en ENTRETENIMIENTO, SENSACIONES y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s