De psicóloga mala a chica peor…

No fue solo uno, fue un tipo catalogado, un patrón, siempre el mismo. Socialmente transgresor y canalla con el sexo opuesto. El reto era interesante: Cazar al cazador. De valía todo. Después venían las quejas y los lamentos, pero un trofeo de ese tipo no tiene precio. En esos años, solo un par de objetivos quedaron desiertos: Uno por respeto -o ataque ético-moral de última hora-; y el otro por incompatibilidad técnica -la duración de los encuentros no fue suficiente. Después de todo, cualquier riesgo era buen pago por cruel que fuese, comparado con el premio. Las sensaciones que dominaban el cuerpo no eran equiparables a ningún placer conocido o experimentado… Y si a más amén el trofeo tenía buena caída, se convertía en una master card… Aquello no tenía precio. Por otro lado, uno de los mayores riesgos estaba en la implicación sentimental con el sujeto: Aveces puede ser peligroso. En contadas ocasiones, pero ocurre aveces que ellos se enamoran y con ello acaban anulando aquella media neurona, fundamental en el funcionamiento del individuo. Uno de los síntomas que más se aprecia en el individuo es la necesidad de posesión, precisan tenerte en propiedad para sentirse alguien y eso es muy peligroso, ya que al no disponer de herramientas de juicio, carecen de racionalidad y pueden llegar a protagonizar conductas violentas -se ha dado el caso de individuos que ya tienen este tipo de conducta en estado intacto -y estos si que son realmente peligrosos, no solo a nivel personal, si no socialmente, repito, muy peligrosos. Contraresta a este grupo aquel que podemos denominar “íntimamente altruistas” o “prozac humano”. Fallo por parte de la ejecutora, ésta corre un gran riesgo al poner a este tipo de objetivo en su punto de mira. Pero bueno, siempre podemos recurrir a otro tipo de terapias menos arriesgadas, si nos da por escribir, por ejemplo, podemos compensarlo con un extralatido permanente, sin riesgos,

Anuncios

Acerca de Mechas Poval

Lamari Poval, Escritora salouense nacida en Barcelona. Multifacética en aficiones y destrezas, bloguera desde el año 2006. Aunque el oficio con el cual uno llena su despensa no sea el de escribir, si uno se levanta por la mañana pensando en escribir y es feliz cuando escribe, es escritor. Actualmente expone sus creaciones en "El racó de Mechas", de Mechas Poval y "Con un par" de Lamari Pujol. Publicaciones: UN RELATO PARA OSCAR, 2012, ed. Puntorojo MI HERMANO KEVIN,2013,ed.Vivelibro CUANDO LA MARACA SUENA,2014,ed,Amazon kindle
Esta entrada fue publicada en ENTRETENIMIENTO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s