CONFESIONES AJENAS CON MARIA PUJOL

¿Dónde estabas tú cuando huí de todo? ¿Dónde estaban nuestras pulcras y correctas amigas, aquellas que cada vez que yo discutía con él se lo rifaban para consolarlo? Esas mismas que un día usurparon mi lugar y luego el tuyo… ¿Eran ellas mejores que yo? ¿Era yo peor que ellas por ser precoz- y bueno, eso de precoz… según se mire, creo que debe evaluarse el contexto, -¿no? Y mirando hacia ti, de frente, ¿Era yo la que se convirtió en la amante del jefe de policía con los dieciocho sin cumplir? ¿O la que tenía “buenas relaciones con medio “Zafiro”? Prefiero seguir siendo la mala, la que siempre actuaba a destiempo, la que hacía todo mal, fuera del etiquetado convencional, la que nunca perdió su identidad y su razón de clase por encima de las excentricidades de turno, la que estuvo por encima de esas mismas excentricidades. Lo siento, era así. SOY ASI.
Prefiero que tu y los de tu casta me sigan evitando no por mi o por lo que represento, sino simplemente por relacionarme con quien lo hago. Sencillamente, yo soy amiga de quien me dicta el corazón, de quien se gana el puesto o, puesta a ser… ¿Cómo me consideráis? ¿Mala? ¿Gamberra? ¿Indisciplinada? Pues puesta a ser… yo soy más simple, me considero sencillamente YO, soy amiga o me relaciono con quien me da la gana. Y es más, desde mi humilde situación, creo que no es tan recriminable cualquiera de mis actos, y si tengo que elogiar alguna hazaña, seguro no será mía, porque no las tengo y si las tengo no necesito elogiarlas. Sé quien soy y también quien me ha ayudado en mi camino para llegar a donde estoy, sé quien pese a no ser de “los míos”, me han ayudado cuando lo he necesitado. Y… ¿Qué pasa si sus formas o maneras no son las más convencionales? ¿Qué pasa si la gente como tú los desprecia? ¿Quieres que por una vez en mi vida me comporte de forma soez, de esa forma que en más de una situación se me ha calificado aún cuando no he sido más que un blanco de manipulaciones, de una víctima del sistema, de una estigmatizada más? Prefiero mil veces justificar sus faltas de ortografía o cualquiera de sus innumerables palabrotas, cada uno de ellos tiene más sentido del honor que todos vosotros juntos y yo, aunque no pertenezca a su mundo, no los dejo a un lado, y aunque no esté físicamente con ellos, los admiro y los aprecio, y si un día me piden ayuda, ahí estaré, porque en los momentos más difíciles de mi vida, fueron ellos y no otros, los que estuvieron ahí, sin preguntas apoyándome y defendiéndome, y lo que es más importante, sin pedir nada a cambio. Mira, nada a cambio, como nos enseñaron a nosotros en nuestra exclusiva institución ¿alguna vez lo pusiste en práctica? Ah… si, con el policía ¿no? Venga ya… Quédate con los tuyos y con quien no te conozca. No me das pena, ni tu ni las otras. En todo caso, indiferencia, pero no mucha, no vale la pena…

Anuncios

Acerca de Mechas Poval

Lamari Poval, Escritora salouense nacida en Barcelona. Multifacética en aficiones y destrezas, bloguera desde el año 2006. Aunque el oficio con el cual uno llena su despensa no sea el de escribir, si uno se levanta por la mañana pensando en escribir y es feliz cuando escribe, es escritor. Actualmente expone sus creaciones en "El racó de Mechas", de Mechas Poval y "Con un par" de Lamari Pujol. Publicaciones: UN RELATO PARA OSCAR, 2012, ed. Puntorojo MI HERMANO KEVIN,2013,ed.Vivelibro CUANDO LA MARACA SUENA,2014,ed,Amazon kindle
Esta entrada fue publicada en CONFESIONES AJENAS, ENTRETENIMIENTO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s