CONFESIONES AJENAS CON SARA TIER

yo rezo y tu?

yo rezo y tu?

No entiendo como hay quien puede negar su existencia, ¿es que nunca tienen un revés de la vida? ¿a qué se aferran cuando esto ocurre: a las drogas, al trago?
No sé como hay quien dice que la religión es el opio de los pueblos, yo no voy a la iglesia, pero mantengo mi fe, necesito creer, creer que hay algo por encima de todo lo visible y lo tangible. Recuerdo los domingos de mi niñez, mi abuela me vestía arreglada como una muñeca y me llevaba a misa en la iglesia católica. Yo iba a su lado feliz, orgullosa, me sentía una princesa al entrar en el templo, mi abuela pensaba que yo sería monja al ver mi felicidad, pero estaba equivocada, en mi no había más que la vanidad de ser la niña con el vestido más bonito, la satisfacción de ver la sonrisa de mi abuela.
No comprendo como puede haber personas que dicen que el evangelio no es más que un libro de autoayuda. Yo en los evangelios he encontrado consuelo en mis peores momentos. La Biblia se ha convertido, aquí en la soledad de la distancia, en mi más confortante compañera. En sus versículos encontré consuelo en los momentos más amargos, en la toma de decisiones más trascendentes, como fue mi divorcio, fue duro romper una familia, mi familia. Con el tiempo comprendí que aquella decisión que en su día me rompió por fuera y por dentro, fue lo mejor para mis hijos y para mi. Tal vez después de eso todo fue algo mas duro pues tuve que llevar una carga económica más grande, pero con ganas y salud de todo se sale. Siento orgullo de mis hijos, soy feliz de ver amanecer cada mañana, y es por eso que le canto a Dios en mi trabajo, para agradecerle, para darle las gracias cada día que me regala, por respirar, por los latidos de mi corazón, por ese cariño que pone en mí para contrarrestar todos los pesares. Y por eso mismo leo la Biblia todas las noches, porque las palabras sabias que en ella se encuentran me dan paz, esa paz que busco en mi existir cada día y que durante un ratito, por lo menos, encuentro.

Anuncios

Acerca de Mechas Poval

Lamari Poval, Escritora salouense nacida en Barcelona. Multifacética en aficiones y destrezas, bloguera desde el año 2006. Aunque el oficio con el cual uno llena su despensa no sea el de escribir, si uno se levanta por la mañana pensando en escribir y es feliz cuando escribe, es escritor. Actualmente expone sus creaciones en "El racó de Mechas", de Mechas Poval y "Con un par" de Lamari Pujol. Publicaciones: UN RELATO PARA OSCAR, 2012, ed. Puntorojo MI HERMANO KEVIN,2013,ed.Vivelibro CUANDO LA MARACA SUENA,2014,ed,Amazon kindle
Esta entrada fue publicada en CONFESIONES AJENAS, ENTRETENIMIENTO, RELATOS y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a CONFESIONES AJENAS CON SARA TIER

  1. Marina dijo:

    tus amigos tenemos que dar gracias tambien

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s