LAS REALIDADES DE LA MAGA Y LAS DISYUNTIVAS VITALES

Para muchos, la vida es una constante sucesión de disyuntivas, en ocasiones tan seguidas, tan sutiles, que pasan desapercibidas por el individuo. No por ello, por su falta de detección, -decir que carencia es cada día más frecuente- deja de ocurrir y de marcar en el desarrollo personal, aunque sea en un lugar tan escondido que sea difícil de detectar.

A simple vista todo parece sencillo, quizá lo sea. Seguramente lo es. He aquí una disyuntiva espontánea, la que ha aparecido al tiempo de ordenar este pequeño texto. Al comenzar daba casi por hecho que la falta de detección de muchas de las cosas que ocurren a nuestro alrededor, evitan nuestra percepción a causa de la velocidad adicional que lleva cualquier ser humano actual. Muy por el contrario, la nueva segregación abierta a pie de obra, trae a un primer plano otra afirmación constante para muchos, aquella que nos dice que la vida es la misma desde siempre.

Llegado este punto, el factor tiempo deja de tener importancia, un buen ejemplo podrían ser los sabios antiguos, muchos de ellos pasaban sus vidas en un constante registro, endógeno o exógeno, y curiosamente, cuanto más tiempo dedicaban a la tarea, más dudas surgían, siendo o no conscientes de todo aquello que en la búsqueda pasaba inadvertido. Cualquiera de nosotros seguramente puede recordar alguna escena donde un mínimo detalle que nadie advierte, posee la clave de algo importante.

Ayer mismo, el objeto del relato de hoy iban a ser mis dos Alicias preferidas: una de ellas seguramente conocida por todos, otra puede ser que no tanto; una, la de L. Carroll, otra, la de Luca de Tena; ambas, cautivas – ¿o poseedoras?- de múltiples realidades con innumerables lecturas -mencionar lectura por supuesto, no solo en el sentido usual de la palabra. Como puede verse, toda una página para no decir nada, para perder un tiempo de percepción de seguramente, cosas importantes, pero postular con el aquí y el ahora es lo que tiene, recrearse en su momento particular forma parte de una de las doctrinas más prácticas y a la vez más placenteras, la de sumergirse, la sea en el agua cristalina de la alberca cada mañana, o ese papel blanco que te llama.

A partir de ese instante en el que uno comienza a dar un orden universal, nuevamente algo se escapa y otra vez estamos en el comienzo, en esa elección constante de manera consciente o inconsciente.

La pasión que uno siente escondida, incluso inexistente, está más latente que nunca y si es indetectable no es más que porque la representación es diferente y se manifiesta a modo de novedad, como algo desconocido, uno nuevamente recuerda a los sabios y de repente, como Alicia, la de Carrol, se siente pequeño, minúsculo, y entonces mira por la ventana, la abre porque no puede atravesarla -todavía- y respira el aire rociado de la mañana que le engrandece.

REALIDADES... ALICIAS...

REALIDADES… ALICIAS…

Anuncios

Acerca de Mechas Poval

Lamari Poval, Escritora salouense nacida en Barcelona. Multifacética en aficiones y destrezas, bloguera desde el año 2006. Aunque el oficio con el cual uno llena su despensa no sea el de escribir, si uno se levanta por la mañana pensando en escribir y es feliz cuando escribe, es escritor. Actualmente expone sus creaciones en "El racó de Mechas", de Mechas Poval y "Con un par" de Lamari Pujol. Publicaciones: UN RELATO PARA OSCAR, 2012, ed. Puntorojo MI HERMANO KEVIN,2013,ed.Vivelibro CUANDO LA MARACA SUENA,2014,ed,Amazon kindle
Esta entrada fue publicada en BUCLES, DIARIO DE LA MAGA, ENSAYO DE A PIE, RELATOS, SENSACIONES y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s