UN MOMENTO CON LA MAGA I

Era como si una fuerza gigantesca proveniente del otro lado del horizonte, hubiese invadido sus fueros haciendo que sus palabras no fuesen otra cosa que la materialización de todo aquello que pensaba.  Eso la turbaba enormemente, no era la primera ocasión que había sido partícipe de una mimetización simétrica e involuntaria.  Al principio no le importaba, pero todo cambió la noche en que recibió aquella llamada cuando se encontraba en su séptimo sueño, una voz grave, profunda le hablaba a modo casi de susurro a través del auricular.  Botó de la cama a causa de la impresión.  Su cuerpo empezó a expeler una sudoración densa y fría que estimulaba una erección cutánea de tal densidad que sentía pincharse con su propia piel.

El hombre la ponía en antecedentes de algo que había pasado hacía mucho tiempo, tanto que ella ni lo recordaba.  Por un momento creyó estar soñando. Pero no, no estaba soñando.  Se encontraba sentada en su lado de la cama, en ese lugar donde había aparcado su voluptuoso trasero tras oír el timbre del teléfono, y despacio, fue girándose sobre si misma para mirar si su pareja estaba en la cama.  Estaba allí, durmiendo.  Se acercó y le dio un beso.  Pudo notar su respiración relajada comprobando así que se encontraba como ella hacía unos minutos, en un profundo sueño.

Estuvo a punto de colgar el teléfono pero la amenaza de volver a llamar por parte de su interlocutor hizo que desistiera de su idea.  Continuó escuchando.

Las palabras de aquel hombre la estaban transportando a algo así como una dimensión paralela.  Ja no se encontraba solamente en la cama, también se estaba viendo allí, por lo tanto debía estar en otro lugar.  Comenzó a ver unos escarabajos negros que atravesaban el suelo que había entre la cama y la cómoda.  No sentía miedo.  Ni siquiera sentía asco. Dejó también de verse.  Entonces sintió que pensaba con más nitidez.  Aquellos bichos negros no eran más que sus sombras, que se transportaban de un lugar a otro.  Al terminar el tránsito de insectos negros todo quedó desierto en ese lado de la habitación, ni tan siquiera ella ocupaba su lugar, solamente su pareja continuaba durmiendo.  Ante esto, angustiada, comenzó a buscarse a ella misma sin encontrarse.  Y así continuó hasta esa noche, donde acabó de perderse del todo.

CAM00659

Anuncios

Acerca de Mechas Poval

Lamari Poval, Escritora salouense nacida en Barcelona. Multifacética en aficiones y destrezas, bloguera desde el año 2006. Aunque el oficio con el cual uno llena su despensa no sea el de escribir, si uno se levanta por la mañana pensando en escribir y es feliz cuando escribe, es escritor. Actualmente expone sus creaciones en "El racó de Mechas", de Mechas Poval y "Con un par" de Lamari Pujol. Publicaciones: UN RELATO PARA OSCAR, 2012, ed. Puntorojo MI HERMANO KEVIN,2013,ed.Vivelibro CUANDO LA MARACA SUENA,2014,ed,Amazon kindle
Esta entrada fue publicada en DIARIO DE LA MAGA, ENTRETENIMIENTO, RELATOS y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a UN MOMENTO CON LA MAGA I

  1. Pingback: LOS NÚMEROS DE LA MAGA | El racó de Mechas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s